domingo, agosto 05, 2007

H A B A N A (2 AÑOS 1 MES)

Mi vida quedo en un parte del Vedado, donde todas las noches lo recorríamos como si no lo conociéramos, era nuestro último recorrido cuando salíamos después de las visitas a las que íbamos para conocer a sus familiares o a sus amigos, recorrí cada calle donde veía los edificios unos descuidados, por lo mismo de que se quedo estacionado el tiempo ahí, la gente la mayoría te trata bien, uno que otro se pone "bravo" por lo mismo es una sociedad que ha vivido oprimida durante tanto tiempo, es de entender cuando ves caras largas, mucha obscuridad por las calles de la Habana, el alumbrado es limitado, también comprender porque vi rostros tristes en la isla, no les gusta su vida, como poder gustarles si ven que su salario no es el suficiente para vivir como la gente, yo vivi la realidad cubana, no me fui como turista a recorrer la "Perla del Caribe" recuerdo cuando iba en el avión me fije en las personas y la mayoría iba por diversión se veía de inmediato que era para vacacionar, mucho turista americano, inclusive me encontré con el "Tigre de Santa Julia" un actor mexicano que ni me se el nombre porque no me intereso estarlo conociendo, yo estaba inmersa en mis pensamientos más que estar viendo a ese "actorcito" recuerdo cuando llegué no pensé pisar tierras cubanas algún día, no me imagine llegar a arriesgarme a ir a un país desconocido, solo por el hecho de estar a lo cubano con un cubano que solo conocía por fotos y por teléfono, mi miedo era latente, inclusive recordaba constantemente del día anterior donde se me dijo: inmediatamente busca donde esta la embajada mexicana, ya que la ubiques todo estará bien y así fue, recuerdo que le pregunte por ella, el solo me sonrió y me dijo curiosamente mi vida tu embajada esta enfrente de mi trabajo, se me hizo eso bastante curioso, me la mostró una vez en la noche y la otra en la mañana, recordar la ubicación fue evidente que no recordaría las calles, pero el me había regalado una guía para ubicarme y ver donde estábamos caminando, mis días transcurrían en total e intenso deseo de poder vivirlos al máximo, no era cosa fácil porque era adaptarme a muchas cosas nuevas, comida que me daba miedo me hiciera daño, que las cosas no funcionaran, que yo no fuera lo que el deseaba conocer, pensar no caerle bien a la gente ya sea su familia o sus amigos mas directos, veía puras trabas y no acababa de convencerme que estaba en la HABANA.

Cada día tratábamos de tomar fotos, queríamos de alguna manera tomarnos todas las que nos habíamos negado durante 1 año de relación su forma de ser conmigo fue y seguirá siendo un trato que NUNCA de nadie había recibido, era demasiado atento, una persona que confieso y sigo creyendo supero mis expectativas, aun recuerdo que yo dije con 1 mes me daré cuenta que tan cierto es su comportamiento tal como lo describía en sus mails, fue francamente algo aterrador y agradable a la vez que tal como es en mails es igual en persona, yo soy de esa misma formula, difícilmente es encontrar una persona con una formula tan perfecta como la que se estaba creando entre el y yo, ¿cómo poder explicar que un amor tan puro, fuera tan limpio, integro y soberbiamente entero? mi corazón se niega a aceptar lo que estaba viviendo, por el simple hecho de que toda una vida busque una persona no con esas características físicas porque seria soñar demasiado, pero si con el carácter y la sensibilidad tal como siempre quise la encontré solo en el, en aquel cubano arquitecto de casas y ahora seria el arquitecto de mis planes, de nuestros planes, que compaginación tan perfecta un arquitecto y yo de sistemas que van de la mano para hacer proyectos en el ordenador con una perfección casi hecha a la medida, tanta maravilla pareció asustarme en mas de una ocasión y no lo creía que esto me estuviera sucediendo a mi, si a mi....

Cada nota de la canción de Contigo en la distancia, estaba tatuada en mi piel, porque reflejaba que era lo que sentía durante esas noches donde teníamos a la luna como testigo viendo como en las calles eran caminadas por nosotros, buscábamos un rincón donde sentarnos para permanecer abrazados y callados durante un tiempo, ese tiempo lo sabíamos vivir con besos, secreticos al oído, risas tímidas y sin duda planes a futuro que nos faltaban concretar, esas noches eran mágicas, me gustaba mas la noche que el día, disfrute tanto esos días que no logro olvidar cada detalle de cada día...

Aun recuerdo que sus amigos me dijeron que les sorprendía la osadía mía de viajar a un país como Cuba aun en contra de todo pronostico, puedo decir que conocí el bello Varadero junto a el, yo esa playa jamas la olvidare porque por el la conocí, por el le jure un amor que ni el mas bello paraíso como Varadero podrá destruir, que Eros Ramazotti nos acompaño esa tarde y me pidió matrimonio por segunda vez aquella vez en la guagua, 2 veces pedir matrimonio en Cuba fue y seguirá siendo una emoción que no me cabe en el pecho y a veces pienso que esto va a explotar por ser demasiado real para mi, el amor rompió mis miedos, quebró las dudas e hizo añicos mi duda del principio de no saber si iba a vivir realmente al máximo esos días allá, confieso que no fue del todo fácil, pero el hizo que yo lo viera de ese modo, no conocí mucho el país y sus alrededores, pero me moví en Boyeros, Marianao, Caimito, Varadero y la bella Habana, donde extraño esas veces en que me encantaba caminar junto a el, tomada de su mano, sentir el aire como me entraba a los pulmones, el corazón me latía muy muy fuerte, esa paz que me daba y tranquilizaba a mi alma, no se imaginan que bello era ver como alguien de un país como Cuba puede sentir y vivir de la misma manera intensa como yo lo estaba viviendo, sentí en cada beso como me entregaba hasta el alma en cada uno de ellos, tenia todo estando con el, tenia con el en detalles tan pequeños pero tan GRANDES y significativos para mi, es mi fuerza, mi calma, mi delirio, mi osadía me llevo a ir a la Habana, mi terquedad produjo frutos y esos frutos es este amor que bendigo sentir muy dentro de mi, ese anillo de compromiso que uso en mi mano derecha y que es muestra de que un compromiso nos une, un momento JUNTOS esta aguardando todavía, es quien cambio mi vida, esas tardes calurosas en la Habana, esa risa sutil que había en el, en sus ojos veía sus ganas de venirse conmigo a México, me decían que querían irse y no regresar a su tierra, es bella, muy bella, sus ojos me decían que me quedara con el, sus ojos sin hablarme me veía reflejada en ellos, mi vida cambio... mi mundo cambio, es posible, si es posible que regrese pero ya para siempre... no puedo dejar de sentir lo que siento, el es uno de mis mejores MOTIVOS para VIVIR... si tengo que morir en el intento hasta perseguir mi objetivo, morir habrá valido la pena, con tal de amarlo hasta el fin de mis días.

15 comentarios:

MentesSueltas dijo...

si tengo que morir en el intento hasta perseguir mi objetivo, morir habrá valido la pena, con tal de amarlo hasta el fin de mis días.
Tus letras me emocionan... un abrazote.

Te abrazo
MentesSueltas

:::♥TUTTIMUSIK♥::: dijo...

Ya falta poco Martica.
te dejo un fuerte abrazo.
Besos :D

TIFY dijo...

Hola mi amiga..
no hay dicha mas plena que ver que estas feliz, celebrando cada dia de amor, y aunque la distancia es dura es admirable esa sensacion de fuerza que brinda Victor y tu.me emociona la letras,las fotos, la musica cubana, pero en especial ese sentimeinto, ese corazon que late con cada letra porque se siente dos corazones latiendo a la misma frecuencia, uno en la cuba y el otro en mexico.

ya sabes que viviste esos dias, mas alla d elo que pensabas, que contrario a muchos que creian qu eno funcionaria, si funciono y mas que eso hay amor pleno, siempre ha existido el cariño y la sinceridad de los dos.
No hay dia ma emoionante que el dia que te pidio matrimonio y aunue la fecha no es lo imprtante, como piensan muchos, lo importante es lo que ese anillo significa, el amor que se tienen, las fuerza de luchar el uno por el otro, y el saber qeu algun dia estaran juntos para siempre, que cumpliran esos sueños y que mejor como escribis¨te ¨si tengo que morir en el intento hasta perseguir mi objetivo, morir habrá valido la pena, con tal de amarlo hasta el fin de mis días.¨¨

te quiero mucho y me emcoionada cada dia que se cumple un dia mas de estar cerca, y que cada 5 es una fecha especial a tu lado...

besos amiga mia..

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

La vieja Habana de la soledad que a ustedes parece acompañarles en su idilio...aunque claro, no todo es tan paradisíaco por allá. No quiero meterme demasiado en un tema que es político, pero se producen dos hechos: que la igualdad para todos no debe ser hacia abajo y que en todas partes se cuecen habas, como decimos acá.

Y el corazón como que no la quiere creer en su momento...entonces, se desorienta y da órdenes confusas, jejeje. Quien persevera, alcanza...tan simple como eso.

Saludos cordiales.

FENIX dijo...

Me emociona mucho conocer màs detalles de èse gran amor.
felicidades amiga !!!

David dijo...

Me ha traído tantos recuerdos de mi vieja Cuba, tanto el verte hablar con el entusiasmo que hablas, como el ver las fotos. Gracias amiga, porque hoy me has hecho recordar.

BELMAR dijo...







Aquella fría mañana despertó junto a la salida del sol… la habitación todavía no tenía cortinas así que los primeros rayos de luz atravesaron las sábanas y frazadas como colándose entre las fibras. Ya habían pasado tres días desde que había regresado a la casa que muchos años antes había sido su hogar. Había probado algunos alimentos y bebido mucho alcohol para olvidar, para dejar de sentir el dolor y la ansiedad de no tener una buena dosis recorriendo sus venas, llevándolo a lugares lejanos y placenteros, haciéndolo parte de un cosmos que abrazaba sus piernas y penetraba sus ojos claros, casi azules, casi desdoblados sobre la ausente y acogedora almohada.

Bebió un largo trago que socavó su garganta hasta invadirlo amargamente… intuía que había pasado ya un tiempo desde que estaba en aquel lugar abandonado, se lo sugería su reloj vital.

Apenas confirmó que los había perdido para siempre, decidió retornar a ese caserón que lo vio nacer, jugar con otro niños en tiempos de prosperidad, que lo conoció adolescente y embriagado por primera vez, que fue testigo de esa fatídica noche donde cambió su destino y el de su familia para siempre, que marcó con dolor y culpa el resto de sus nómades aventuras.

Luego de ese amargo trago matinal, se levantó con dirección a la cocina, comió algo y bebió un negro café acompañado de un fino licor.

Esa mañana los dolores, los demonios de la abstinencia fueron insoportables, mezclados con escenas infantiles vividas en ese lugar y días de furia acompañados de noches interminables en el puerto y en la ciudad bohemia.

Trató de no pensar, de vaciar mente y ser de alucinaciones y delirios… Sabía que su mentor, lo había logrado gracias a la ayuda de su padre y en siete días de encierro en la campiña… que otro connotado había cambiado su rumbo en los últimos años, convirtiéndose en un sofisticado burgués gracias a un matrimonio conveniente, y había aplicando medicina alternativa y meditación a sus dolencias humanas.

-¡Yo también podré!- se decía frente al espejo roto y sucio... y lo repetía como un mantra mudo a cada momento en su mente, para luego evocar que cuando se reencontró con su padre en estado cremado, aspiró un par de gramos de sus cenizas y sintió una acidez infinitamente litúrgica en su nariz y que, sin embargo, a pesar de sentir parte de su ser incorporado a su cuerpo, no logró reencontrarse con su figura, ni menos sentirse excusado de su error, de aquella maldición que lo alejó para siempre del lado de sus seres queridos.

Pasaron dos días más antes que pudiera levantarse por algo más de media hora y atreverse a mirar por la ventana de la habitación, pero la embriaguez hizo que no reconociera el barrio de su infancia y se desesperara de ver ese rincón donde sus residentes de antaño habían emigrado buscando mejores horizontes, luego del cierre de la mina.

Sentía dolor desde la cabeza hasta los huesos y si bien ya se habían disipado sus fantasías suicidas, lo único que lo calmaba era recordar algunos versos de "Una Temporada en el Infierno" e imaginar a un poeta adulto y decadente, dedicado al tráfico de esclavos y armas, perdido en lugares lejanos y saber que el también estaba perdido entre paredes que se volvían amenazantes al caer el sol y que aprisionaban su alma atormentada.

Al otro día despertó y no bebió por horas, mojó su cara con agua fría y decidió mirar por la ventana que daba a la calle, esa que había estado todo el tiempo tapada por esas viejas cortinas… pensó que volvería a recordar otros tiempos, pero el evidente abandono de las casas vecinas y un aroma de desamparo frenaron sus recuerdos y lo hicieron mirar hacia la esquina buscando rostros o al menos rastros humanos…

Divisó unas coloridas carpas como las que había visto en las noches del puerto. Luego, vió unos lejanos rostros que se confundían con el reflejo del río que cruzaba al fondo del sector donde había estado la cancha deportiva de su infancia, que ahora era habitada por esas mujeres de largos vestidos que aseguraban conocer el futuro y por artesanos de cobre bruñido por martillo preciso.

Recordó haber compartido alguna vez con un par de esos seres desterrados, de esos parias sin derecho a pecado original, de esos seres errantes como su propio espíritu, de esos habitantes del mundo que poseían su propia lengua y costumbres de clan…

Se fue a dormir con una botella de vino a medio beber, ya no se sentía tan encerrado, ni tan atrapado en ese caserón perdido en el tiempo. De alguna manera sentía que el campamento gitano sería parte de su futuro, de su regreso definitivo a esas tierras...

Sin saber cuanto tiempo más había pasado y ante la imposibilidad de encontrar la llave con la que se había convertido en prisionero de sí mismo, abrió el ventanal que daba a la calle y respiró profundamente el aroma fresco del paso del río, que lo llevó a la niñez y luego a sus años vividos frente al mar…

Mientras miraba a todas esas casas abandonadas y al grupo de carpas de colores a lo lejos, divisó un par de rostros que caminaban hacia él, su primer contacto humano en una semana de encierro y angustia por la abstención… eran dos pequeñas como de la edad de la niña que cambió su historia personal… estaba aterrado, venían hacia él con decisión y rapidez, sus vestidos de colores y sus largas cabelleras hicieron temblar todo su cuerpo y luego de preguntarle algo como "¿tienes una moneda paisano?", cerró la ventana, la cortina y lloró en medio de la oscuridad.

Pasarían otros tantos días antes que Nicolás, el nuevo habitante de esa tierra des-habitada por unos y re-habitada por otros, se atreviera de nuevo a mirar hacia el campamento…

( "Encuentro con los gitanos", relato original publicado en "Cuentos de Gitanos", Agosto de 2007 )


BELMAR


ARACELI G.P. dijo...

Ay mi amiga bella... en este relato me fui contigo, viajé hasta allá en el tiempo y en el espacio y con el amor de ustedes floté en una atmósfera...
Dios bendiga tu vida y la de él y que les permita que esto que ofrecen, dan, sufren por no estar juntos, sea recompensado con el feliz día que ya no se separen.

Hada Morena dijo...

Sin palabras...
La paciencia todo lo alcanza.

Un abrazo enorme... mejor uno grandotote...
Hada Morena

Rodolfo N dijo...

Te felicito!
Que belleza de fotos y que hermoso escrito cargado de amor.
Besos

Darilea dijo...

Como duele el amor...
Cuanto duele verdad? Aunque se amé.
Perdona no me podido escribir antes, me escribiste un email que no entendí, he estado ausente y no podía acceder como quisiera a mi correo, y lo borraron por equivocación, si eres tan amable podrías decirme que me pedías en él.
UN besito.

Sandra Becerril dijo...

Qué hermoso vivir así... y esa última frase me deja sin aliento... recuerdas que te decía que yo quería un amor? Bueno, pues la paciencia rindió frutos y hoy me siento feliz y enamorada, qué vueltas da la vida!!!

tqm

besos

Puckis dijo...

es inexplicable la escencia que se siente ent us escritos
tan lenos de algo que no se definir
dicha alegria tantas cosas!
y me admiro tanto de ti
de tu gran logro
y no tengo palabras
solo felicitaciones por que conseguiste algo que no todos se atreven a buscar

princess olie dijo...

"Tú me recuerdas las calles
de La Habana vieja,
la Catedral sumergida
en su baño de tejas"

En ese ambiente
de barroco americano,
todo romance,
todo recuerdo,
toda emoción
se agigantan.

Hermosas letras :-)

Volveré, gracias por visitarme:

olie

Daniellha dijo...

Marha...que alegría sentirte tan llena de amor, es una relación bella la de ustedes. Admiro tu bella forma de describirla, voy leyendo y me parece verlos juntos a la luz de la luna. Escribes muy bien. Recibe mi inmenso cariño.
besos para los dos.