viernes, agosto 17, 2007

Cuando fui la última vez a México, quise estar en aquella casa que me vio en más de una vez asomarme por esa azotea justo cuando tenía unos 7 años, aquellas veces cuando yo decía que mi vida era fácil, mi vida no era complicada, no me importaba más nada que divertirme con mis primos y ser un pequeño pingo del cual se divertía y se reía con mucha facilidad de la vida, en esa vida no tenía más nada en que preocuparme mas en que travesura nueva hacer o como poder ver la vida de cierto punto "mágica" y sentirme como me sentía feliz, nunca he sabido que fue lo que ocasiono que mi cara se transformara a un gesto serio y reservado, si yo era una persona que le salía por los poros ser feliz, inquieta, muy abierta y nada insegura, hoy soy todo lo contrario no rió, soy muy tranquila, soy poco abierta y de vez en cuando la inseguridad me da por lapsos y me ataca, me gusta recordar el pasado, porque me gusta pensar en la niña que hay dentro de mi que esta en un rincón esperando que alguien le hable, soy una persona que con cosas simples se emociona, con cosas complejas se preocupa cuando tiene que analizar que es lo mejor y mi niña joven se quedo estacionada en¿donde carajos nos encontramos? no es que no este satisfecha con mi vida, como se lo he dicho a mi mamá siento que ya viví lo que tenía que haber vivido en ciertos momentos me adelante y en otros tantos y pocos me atrase por lo mismo de que siempre me gusta dar dos pasos firmes a retroceder uno y después regañarme por haberme equivocado.

Hace mucho me dolía estar en soledad, hoy prácticamente me acostumbre, eso de estar 10 años en Zacatecas, con salidas esporádicas, pocos realmente mis amigos, me llego inclusive a gustar ir a Sanborns o cualquier librería para ver que libro comprar, tomarme un café y dar la vuelta tomando fotos a lo que se me cruzara en el camino, ya ese tiempo que tuve para conmigo misma me ayudo a comprender cuando tengo que no tener un grupo estable de gente a mi alrededor, el alma de un hijo de un militar no es cosa fácil, no te gusta encariñarte con la gente porque sabes que al poco rato estarás iendote y pocos realmente se acordaran de ti, afortunadamente puedo decir que de Mérida tengo amigos que me conocieron cuando tenía 16 y a la fecha gracias a la tecnología he seguido en contacto con pocos pero con lo poco que hablo con ellos es más que suficiente para darme cuenta que hablamos de nuestras "glorias pasadas" y esas fotos que a más de uno le da risa verse al paso del tiempo en bodas, bebes en camino o teniendo un buen trabajo, eso me ha gustado compartir con más de uno, recuerdo que una vez mis primos y yo platicábamos de cuando nos hiciéramos adultos que pasaría con nuestras vidas, una de tantas noches en vela con buena música de fondo, una cajetilla de cigarros que se terminaba esa misma noche(si cuando yo fumaba) una botella de vodka, tequila o si estábamos de buen antojo un whisky, tantas y tantas conjeturas que hacíamos pensando en nuestro mundo que iríamos creando, siempre que podemos brindamos por la quema del juguetero, si ese hecho pasara por todas las generaciones familiares, inclusive mi prima me dijo que a mi sobrina Mya le va a contar lo que su tía Ely y sus tíos Rodrigo y Adrian hicieron cuando no sabíamos lo que el fuego podría ocasionar, fue una travesura memorable, recuerdo que estábamos mis primos y yo a prueba de errores quemando en el que era el cuarto de mi hermana y mío las barbies de mi hermana Luisa, al ver que se quemaban y quedaban de resultados satisfactorios, el juguetero de mi cuarto que era un osote de peluche empezamos a quemarle los ojos y las orejas era tal el humo que hasta afuera del cuarto salio, una tía que vivía en un edificio arriba de nosotros iba pasando y le aviso a mis papas, estabamos nosotros adentro y mi papá y mi tío aventaron el juguetero a la ventana, de no habernos visto, no estaría contándola ahorita, esa hazaña, es una tradición cada que nos vemos brindar por ello, que bueno es tener una cosa que contar y acordar de lo que hacíamos era solo divertirnos jajajaja como no, diría mi mamá.

Hoy mi vida se reduce a recuerdos maravillosos, me gusta evocar el pasado porque me hace sonreír cuando estoy sola pensando en el, todo esto se traduce a ver que tuve lo que quise, fui feliz, hoy estoy aquí buscando serlo nuevamente, lo soy ligeramente con mis posibilidades, aunque mi sobrino se vaya, lo amo como si fuera mi hijo, ahora habla y me dice Eli-sa porque no puede decirme Elizabeth como su mamá me dice, se esta iendo a Francia y regresara justo cuando cumpla 5 años, será un lindo francesito, por cierto gano mi hermana de nuevo un concurso de fotografía y se gano una cámara genial, ese niño nació con madera de artista, no he visto a mi familia, desde hace mucho no nos reunimos, que mas quisiera que en mi boda NO faltara absolutamente nadie, se que cuando me case mi vida sera mucho mejor de lo que es ahora, de eso hablare en otro escrito, pienso y reafirmo que todo esto es lo que me tiene de algún modo inquieta, por tantas cosas que salen y salen de mis sueños y deseo hacerlas realidad, he tenido que alejarme un poco para estar con mi tiempo, con mi faceta interna, he conocido a gente que anda en las mismas que yo: casándose o haciendo todo por estar con su cubano(a) y veo que no soy la única con este sentir, conocí a una persona muy linda que me ha hecho sonreír por su forma de ver la vida, Rossy si te casas y me lees, lo mejor con Joss ¿eh? ya sabes que aquí estaré pendiente de TI y te espero de vuelta para "afinar detalles" y por último y no menos importante el tener un hombre maravilloso como lo es Victor me esta haciendo sentirme bien, no estoy del todo completa porque me falta el, pero el hecho es que existe, vive y respira para darme lo que alguna vez perdí y es esas ganas de vivir....

9 comentarios:

yoymimismo dijo...

Bendigo -y siempre lo he hecho- la fuerza y coraje de tu amor....

Pero hoy me preocupo una parte de lo que escribes donde dices que ya no ries....NO; eso si está muy mal, regañada!!! A cambiar esa actitud señorita.

Paz,

Isaac

tormenta del mar dijo...

Qué bueno que exista Victor para devolverte las ganas de vivir!!!!
Me alegro por eso!!!!
Espero qué por fin la vida y el destino los una para siempre!
Besos mi reina!!!!!!
Besos de hada amiga!

cieloazzul dijo...

Mmmm amiga...
te leo y me dan muchas ganas de abrazarte:)
estoy segura que esas ganas de sonreír volverán todas en cuanto tengas a tu lado y para siempre a Victor:)
Mil besos mi niña!

Daniellha dijo...

Martha...sabes, lo importante, es que tienes tantos recuerdos bonitos, que te has sabido querida siempre. Tienes una familia hermosa, que te quiere. Un novio que no ve la hora de estar contigo, pero recuerda, todas las cosas que valen la pena cuesta conseguirlas. El amor de ustedes es verdadero, no es un flechazo esfímero de internet. Pronto estarán juntos, y todos disfrutaremos de tan hermosa boda. Los quiero.
Besos.

FENIX dijo...

Espero que pronto aparezca una gràn sonrisa en èsa cara y permanezca ahi para siempre.

feliz fin de semana.

Andrea dijo...

MARAVILLOSO ESCRITO.

RECUERDOS QUE HOY SON UNA REALIDAD JUNTO A VICTOR.

SALUDOS Y UNA BRAZO

Kim Basinger dijo...

Nunca dejes que la tristeza pueda mas que la felicidad.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Se entiende que, cuando dices "México" te refieres al Distrito Federal, ¿no? ¿O es al Estado de México?

Quizás sean los años los que cambian nuestras expresiones faciales...y si bien eso se muestra, lo realmente importante transcurre en el corazón, donde la alegría de vivir la tienes a borbotones, ¿no? Los tiempos en solitario, aunque dolorosos en parte, después los vemos como parte de la escuela del crecimiento personal.

Quemando muñecas...ja, como que se ha vuelto de moda relatar travesuras infantiles. Ojalá que de algún modo se mantenga el contacto con el lado grato (y amplio, en tu caso) de lo familiar.

Saludos cordiales.

Yosef Un Clandestino dijo...

Lo importante es que sepamos cada momento es la vida!
Clandestino..